El intercambio fue la primera forma de relación económica entre los pueblos y significaba cambiar una cosa por otra, antes de que existiera la moneda. Actualmente, Internet ha ayudado a que el intercambio recupere el protagonismo. El trueque utilizado por los primeros comerciantes ha vuelto a España con Truekalia, que ha abierto recientemente una oficina en Zaragoza.

Un Ejemplo. Un abogado entra en Truekalia y un cliente demanda sus servicios al ver su anuncio en la web. El coste de este trabajo es de 2.500 euros, que se abonan directamente en su cuenta de intercambio. Con esta cantidad, el abogado paga 700 euros a una imprenta para que le imprima unos catálogos de publicidad, se compra un portátil de 1.200 euros y el resto lo deja en su cuenta. La imprenta ha ganado un cliente nuevo, con los 700 euros compra mobiliario de oficina y la empresa de informática, podrá gastar sus 1.200 euros en lo que necesite. Ninguno de ellos ha utilizado dinero en efectivo y han comprado lo que han querido dentro de la red con su propio servicio.

El fenómeno del intercambio se ha desarrollado en los últimos 20 años en países como Estados Unidos, Suiza o Canadá. El volumen de negocio ha alcanzado altas cifras gracias a las nuevas tecnologías. En España, el intercambio ha llegado a través de Truekalia, perteneciente a una empresa suizo-noruega, y que cuenta con varias oficinas en el país. A través del intercambio de sus propios productos, Truekalia consigue que las empresas pertenecientes a su red global ahorren en sus compras, sumen nuevos clientes y mejoren su liquidez.

Según el responsable de la zona centro de Truekalia, Rafael Peña, "la respuesta de las empresas ha sido muy positiva, incluso mejor de lo esperado". Peña asegura que, a pesar de llevar poco tiempo, "cada vez hay más entidades interesadas en contactar con nosotros".

La empresa que llega a Truekalia obtendrá promoción de los servicios o productos que comercialice. A través de la revista, el directorio web y los eventos que realiza Truekalia, los empresarios entran en contacto con posibles clientes. Además, en el proceso cuentan con una figura clave, el coordinador de intercambio. Es la persona que Truekalia asigna a la empresa para ayudar a hacer las compras y promocionar la entidad por la red "realiza una labor de márketing directo para más atraer clientes".

Los proyectos de la oficina zaragozana es seguir ampliando la red para cubrir los servicios demandados a nivel local y alcanzar las 150 empresas en los próximos dos meses. Rafael Peña asegura que Aragón cuenta con "una buena área de negocio". Afirma que las casas rurales, hoteles, restaurantes y lo relacionado con el ocio esta siendo "muy demandado y el Pirineo suele ser solicitado".