La tasa de ahorro de las familias españolas descendió ocho décimas entre el 2000 y el 2005, hasta situarse en el 9% de su renta disponible ajustada, según el último informe publicado por Caixa Catalunya sobre el consumo y la economía familiar hecho público ayer.

La caja destaca en su informe que esta tendencia a la baja en el ahorro de los hogares españoles coincidió con la fase expansiva que ha vivido la economía en los últimos años y que se ha caracterizado por un notable dinamismo del consumo privado.

Entre el 2000 y el 2005, el avance del gasto familiar superó al de la renta disponible, pasando el consumo de los hogares a representar el 91,2% de la renta disponible, frente al 90,5% registrado en el año 2000.

El informe de la entidad catalana advierte que la tasa de ahorro de las familias es "insuficiente" para las necesidades de financiación de España, que se han duplicado en los últimos seis años. La economía española tenía en el ejercicio del 2000 una necesidad de financiación del 3,2% del PIB, porcentaje que en el 2005 se elevó hasta el 6,5%.

Caixa Catalunya destaca tambiñen en su informe que las familias españolas han cambiado el papel que desempeñan dentro de la economía, al haber abandonado su rol característico de oferentes de fondos para convertirse en demandantes, con una necesidad de financiación del 1,7% del PIB en el 2005.