Bancos y cajas esperarán a que el Gobierno concrete la rebaja de la comisión máxima de cancelación de una hipoteca a interés variable del 1% al 0,5% (como avanzó ayer este diario) en el proyecto de la ley hipotecaria para actuar sobre los costes que aplican. Las grandes entidades reconocen que, aunque una hipoteca con un tipo variable se escriture con una comisión máxima del 1%, el interés real de la comisión de cancelación se hace "a la medida", en función de si se cancela la totalidad del crédito o la amortización anticipada es solo parcial.