TRABAJADORES DE la ONCE en Aragón secundaron ayer el paro convocado por CCOO en protesta por las condiciones de salud laboral y contra la penalización en las bajas médicas. El sindicato opina que "no es razonable" que se adopten medidas organizativas y comerciales sin que participen los trabajadores. E. P.