El BBVA sólo está dispuesto a "liderar operaciones" dijo ayer el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, para despejar los continuos rumores de los mercados desde el pasado verano, que sitúan al banco como objetivo de varias entidades internacionales.

"Analizaremos todas las alternativas planteadas", añadió Goirigolzarri, que dijo que la fuerte capacidad de crecimiento del banco le permite hacer compras, al mismo tiempo que crece su negocio bancario. La falta de un núcleo duro accionarial que les defienda de las opas no constituye obstáculo para defender la independencia de la entidad. Desde hace unos años, la cúpula del banco reitera que su "fortaleza" está en la capacidad de crecimiento.

Sobre los mercados para expansionarse, explicó que Italia sigue siendo un país "interesante" por su tamaño, pero sin que haya proyectos inmediatos. Además, dijo que no venderá las participaciones industriales que posee en Repsol YPF y en Iberdrola.