Carrefour será, a partir de mañana, la primera empresa de distribución que se convierte en operador de telefonía móvil, bajo el nombre Carrefour Móvil. Así, a partir del día 27 irrumpirá en el mercado en prepago y, a partir del 2007 lo hará en la modalidad de contrato. Este servicio, que es posible tras el acuerdo alcanzado con Orange, será ofrecido a través de sus 153 hipermercados (dos en Zaragoza) y 78 supermercados de toda España, según señalaron ayer los responsables de Carrefour Actur y Augusta, Francisco Javier Salinas y José María de Serdio, respectivamente.

Ambos señalaron que Carrefour Móvil ofrecerá una tarifa única sin condiciones de 0,15 euros por minuto para las llamadas locales y nacionales a cualquier hora, a fijos y móviles indistintamente y a cualquier operador nacional. La tarifa para los mensajes de texto será de 0,13 euros. En este sentido, Salinas subrayó que "queremos ser baratos y sencillos". Es más, indicó que "vamos a ser los más baratos durante muchísimo tiempo".

Las recargas podrán efectuarse en 15.000 puntos de venta, es decir, en los establecimientos del grupo, las 3.000 tiendas Dia, y en los 12.000 cajeros de 4B, y próximamente también en gasolineras y kioscos. Como promoción de lanzamiento Carrefour ofrecerá descuentos del 40% para recargas de 40 euros o del 30% para las de 30 euros. El cliente podrá escoger entre comprar en cualquier hiper o super de la cadena una tarjeta SIM con 10 euros en llamadas y 20 SMS gratis. La otra alternativa es adquirir la tarjeta más un teléfono libre a un precio único de 49 euros.

Uno de los objetivos será incrementar la competencia, lo que promocará la bajada de precios, y dar servicio a los más de un millón de clientes al día de Carrefour en España (en Zaragoza existen 25.000 clientes diarios). Aunque Salinas señaló que no existen objetivos concretos, puntualizó que "creemos que hay negocio suficiente para bastantes operadores", al tiempo que añadió que "el negocio será para quien rompa el actual oligopolio existente, porque todos operadores tienen tarifas parecidas". Al respecto, apuntó que "en Suecia quien lo hizo acaparó el 40% del mercado".