LA ASOCIACIÓN Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA-GEA) vaticinó ayer que el cultivo de frutales en el Jalón podría desaparecer en dos años si no se adoptan medidas urgentes para frenar la grave crisis que sufre el sector, que se ha visto agravada en los últimos tres años. Los afectados solicitan ayuda inmediata a la DGA. EP