Ibercaja fue la primera caja de ahorros no catalana en instalarse en Cataluña. Fue en 1981, con su oficina de Paseo de Gracia, y ayer celebró su 25 aniversario en la comunidad vecina, donde ya tiene 103 oficinas, 350 empleados y un volumen de actividad de 4.400 millones de euros, según destacó el director territorial de Ibercaja en Cataluña, Jaime Rebull.

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, recordó la importancia y la dificultad de adentarse en el mercado catalán, ya que posee diez cajas propias y entre todas ellas gestionan el 73% de los depósitos de clientes.

Rebull incidió en la pujanza del mercado de familias gracias al préstamo hipotecario, ya que "hemos ayudado a 22.000 clientes a comprar vivienda". Además, también subrayó la importancia de diversificar productos, principalmente, para la población inmigrante, ya que supone casi el 11% de la población de Cataluña

En 2007 se abrirá la oficina Barcelona 9, y al menos tres más en las poblaciones más pujantes del área metropolitana de la capital, de manera que al concluir el año Ibercaja tendrá en Catalunya 106 puntos de venta.

Para conmemorar su 25 aniversario en Cataluña, Ibercaja celebró ayer la inauguración de la exposición Puentes a la abstracción. 50 años del Grupo el paso, en la Fundación Daurel. El 13 de noviembre se celebrará el concierto de la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo.