Aragón podría contar con más 10.000 trabajadores afectados por riesgos psicosociales, según se puso de manifiesto en las III Jornadas de Riesgos Psicosociales en el Mundo Laboral que organizó la Secretaría de Acción Sindical, Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT. Este año, el sindicato ha atendido 200 consultas relacionadas con los riesgos psicosociales en su Asesorías psicológica que ofrece tratamiento terapéutico, y que es complementado con los servicios de la Asesoría jurídica.

Según UGT, este volumen de consultas hace suponer que en Aragón "no hay un buen control de estas condiciones", y que cada vez los trabajadores detectan más rápido estos riesgos y solicitan ayuda profesional antes. Durante las jornadas, a las que han asistido 300 delegados de UGT, se analizaron los riesgos psicosociales desde una perspectiva judicial, laboral y sindical.

La fiscal Jefe de Siniestralidad Laboral en Aragón, María Asunción Losada, ha destacado que desde 1997 existen resoluciones que consideran el estrés como accidente de trabajo y que en la comunidad cada vez hay más jurisprudencia por acoso moral y por otras situaciones de estrés laboral. En cuanto a la Inspección de Trabajo, Francisco Luna manifestó que la inexistencia de la evaluación de los riesgos psicosociales por el empresario es sancionable con 30.000 euros y considerado por la Administración como una falta grave.