El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán, lamentó ayer la decisión de Delphi de trasladar parte de la producción de Tarazona a Portugal. Pese a ello, prometió una inversión "mejor que llegará en los próximos meses". Lambán reconoció que la decisión era esperada desde hacía tiempo, ya que "se sabe que la industria del cableado se sustenta de una manera dificultosa", por lo que desde la DPZ y la DGA "hace mucho tiempo" que se trabaja para compensar la deslocalización.