La factoría de Taylor Metal, en Pedrola, no se verá afectada por el acuerdo alcanzado entre Arcelor Mittal y Noble International, en virtud del cual integrarán sus actividades de fabricación de formatos soldados por láser, según subrayaron fuentes de Arcelor España. Una actividad que también se realiza en la planta zaragozana, y que ahora pasará a depender de Noble, al igual que otras nueve fábricas del grupo Arcelor en Europa.

"Vamos a poner a estas fábricas en manos de una compañía que está especializada en el corte y soldadura de piezas a medida", señaló un portavoz de la empresa, que añadió que la producción en Pedrola crecerá en un millón de piezas el próximo año (actualmente produce tres millones de piezas para marcas del automóvil como Opel, Wolkswagen, Seat, Skoda o Citröen). En este sentido desde la planta de Pedrola, que tiene una plantilla de 75 trabajadores, señalan que "la operación no influye de ninguna manera, ya que tenemos completos los pedidos para los próximos seis años".

Sin embargo, dicha operación ha despertado algún recelo entre los sindicatos. Así, el responsable del Metal de UGT, Luis Tejedor, se mostró preocupado porque la planta "pasará de depender de un grupo de 300.000 empleados a uno con sólo 1.600 trabajadores". Además, reclamó un plan industrial, así como las inversiones previstas y la evolución del empleo que se prevé en los próximos años.

Fruto de la operación, Arcelor Mittal se convertirá en el mayor accionista de Noble, con una participación del 40% aproximadamente de las acciones emitidas y en circulación, y recibiría unos 300 millones de dólares (parte en acciones).