EL PRESIDENTE del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, quiso transmitir ayer un mensaje tranquilizador al pueblo de Tarazona, que el viernes se despertó con el anuncio del recorte de 240 empleos en la empresa Delphi. En este sentido, Iglesias indicó que "pronto puede llegar un acuerdo que compensará la pérdida de trabajo". E.P.