El Gobierno de Aragón y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) presentaron ayer el nuevo Parque Científico Tecnológico Agroalimentario de Aula Dei, con el objetivo de aumentar la competitividad del sector mediante la transferencia de conocimientos. Esta iniciativa aunará los medios materiales y humanos que existen en el entorno del actual campus de Aula Dei, en el barrio de Montañana, con 200 investigadores y cerca de 400 titulados superiores y medios, y dispondrá de un edificio propio que estará listo a finales del 2008, gracias a la inversión del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón y del CSIC, que aportarán hasta ese año 9 y 2,5 millones de euros, respectivamente.

El objetivo del Parque es potenciar el desarrollo del sector agroalimentario y medioambiental aragonés por medio de la promoción de una cultura de la innovación y de la competitividad entre las empresas e instituciones instaladas allí o asociadas. La consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Angela Abós, especificó que el logro de esa misión se sustenta en dos fines fundamentales: facilitar a las empresas establecidas en su área de influencia el acceso a servicios y plataformas tecnológicas y convertir el parque en un entorno de referencia para la investigación y el desarrollo empresarial agroalimentario en la Comunidad, buscando el prestigio nacional e internacional.

El vicepresidente del CSIC, Rafael Rodrigo, destacó que la creación del parque cumple el objetivo de transferir el conocimiento al sector productivo, un déficit tradicional de España y del CSIC, para que éste cree empresas, busque emprendedores y genere riqueza como base de la futura competitividad. En ese sentido, hizo hincapié en la necesidad de mejorar en España la I+D+i como único instrumento para incrementar la productividad, que es baja y que es preciso aumentar para mantener el crecimiento económico del país que, situado en más del 3,5%, se basa en el incremento del empleo.