LA NUEVA Comisión Nacional de la Competencia (CNC) abrirá un debate con empresarios y con los sectores sociales implicados en la defensa de las buenas prácticas comerciales para fijar el futuro importe de las multas y ampliar la seguridad jurídica de las compañías expedientadas. El objetivo es un nuevo sistema que sea previsible y disuasorio.EP