Es una cuestión de vida o muerte y no hay mucho tiempo. El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Jesús Morte, habló claro ayer al afirmar que las empresas aragonesas "han solicitado muchos préstamos a los bancos y a las cajas, pero todavía no han recibido nada de financiación" para poder pagar nóminas y para el circulante. Dos cuestiones que son "urgentes", subrayó. Así, desde que una empresa se ve en apuros hasta que cierra definitivamente transcurren una media de 90 días, recordó. Por este motivo, Morte criticó la actitud de los bancos que "deben tener ya el dinero (los 50.000 millones facilitados por el Gobierno para comprar activos no tóxicos de las entidades) y lo tendrían que haber canalizado ya a las pymes". Algo que el presidente de la Confederación de Empresarios de Zaragoza (CEZ), Javier Ferrer, calificó de "inexplicable".

El presidente de la CREA también se refirió a la inyección de 120 millones de euros con que Avalia Aragón va a dar liquidez a las empresas. Al respecto, Morte dijo que "es lógico" que esa ayuda no haya llegado todavía, aunque advirtió de que "vamos a fiscalizar que ese dinero llegue a las pymes. Y si no llega, nos enfadaremos y lo denunciaremos", pero "no pretendan (dirigiéndose a los periodistas) que vaya a quemarme a lo bonzo a las puertas del Pignatelli", ironizó. A los 120 millones se añaden otros 40 millones de euros, una cantidad que consideró "suficiente dinero para salir de la crisis". Y agregó: "Creo que la sociedad perdonará que los bancos y las cajas ganen el 20% menos si las pymes reciben apoyo financiero de las entidades". Lo que sí parece que llegará pronto será la línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 10.000 millones este año y de 15.000 millones para el siguiente que va destinada exclusivamente al circulante de las empresas españolas.

UN AÑO "REALMENTE MALO" Los responsables de las patronales aragonesas (Cepyme, CEZ, CET y Ceos-Cepyme), junto con el presidente de la CREA y su secretaria general, Rosa Santos, también denunciaron la lentitud de la tramitación administrativa durante la presentación del informe económico del 2008 y las perspectivas para el 2009. Un año que será "realmente malo", apuntó Morte. Hasta el punto de que el producto interior bruto (PIB) aragonés será incluso inferior al que se registrará en España el próximo año. Las previsiones de la CREA hablan de una contración de la economía del 1% (del 0,9% en España) y una tasa de paro en el 2009 que rondará el 9% en Aragón (hoy está cerca del 7%).

Unas estimaciones que superan de forma notable las ofrecidas recientemente por el consejero de Economía, Alberto Larraz, que situaba el PIB aragonés en el 2009 entre el -0,2% y el -0,5%. "Si el Gobierno de Aragón ha dicho eso, seguro que nosotros tenemos razón", dijo Morte.

Pero la peor noticia, según precisó el máximo responsable de los empresarios de Aragón, es que "se va a seguir destruyendo empleo durante todo el año próximo". En este sentido, subrayó que el paro es "el mayor elemento negativo de la crisis". Desde la CREA se cree que la crisis no pasará hasta mitad del 2010.Entonces «comenzaremos a ver laluz al final del túnel», dijo Morte.

Por tanto, Aragón se encontraráen el 2009 un escenario totalmentedistinto al vivido a comienzos deeste año. Pero ¿se podría haber evitadoun ajuste tan drástico? SegúnMorte, las medidas adoptadas porel Gobierno están «bien tomadas»,pero «han llegado algo tarde». Dehecho, recordó que en abril laCREA ya envió a la DGA un decálogode medidas ante la conclusiónde la Expo. «De las 10 medidas hanrecogido tres», apuntó Morte.

UNA PAZ SOCIAL NECESARIA / A juiciodel presidente de la CREA, «la únicafórmula milagrosa para salir dela crisis es el trabajo de todos, porquenadie se puede librar en estabatalla de estar en el frente». Contodo, Morte consideró que la pazsocial es un elemento «clave» enesa recuperación. Y aclaró que losexpedientes de regulación de empleose presentan por necesidad,no para cometer abusos».