El proyecto de fabricar en la factoría de Seat en Martorell (Barcelona) el nuevo modelo Audi Q3 no solo es una garantía de futuro para Seat, sino también una inversión muy voluminosa. El grupo Volkswagen invertirá 350 millones de euros en la infraestructura y el equipamiento necesario para producir el nuevo todoterreno urbano compacto Q3, de Audi, por el que también compiten Eslovaquia y Hungría.

Las nuevas instalaciones se situarían junto a las naves que ocupa actualmente Seat, según fuentes del sector conocedoras del proyecto. En la nueva nave se ubicarán la cadena de montaje y la chapistería necesaria para el coche. Una opción similar es la que se ha adoptado para la berlina Exeo, que se ensambla desde noviembre en una nave construida expresamente para el modelo basado en el anterior Audi A4.

La producción del Q3 se iniciará probablemente en el 2010 o el 2011 con una previsión de 100.000 unidades anuales. El modelo forma parte de la familia de todoterrenos urbanos encabezada por el Audi Q7.