El comité de empresa y la dirección de Horcona, Hormigones y Construcciones de Aragón, han negociacido un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción y otro de suspensión para la totalidad de su plantilla actual, formada por 55 trabajadores. La medida de ajuste afecta a todas sus plantas.

Así, según el acuerdo, se extinguen 29 puestos de trabajo, con una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 14 mensualidades y sin topes en la base reguladora. Se establecen varios plazos para su cobro, que llegan hasta octubre del 2011. Según explicó el secretario comarcal de UGT en Cinco Villas, Antonio Herranz, "esto se ha hecho para que la empresa cumpla su compromiso con los trabajadores y llegue a esos 33 días". Además, existe el riesgo de que la empresa vaya a concurso de acreedores.

Por otra parte, la suspensión temporal afecta a los 26 empleados restantes, con una duración de 180 días, que cobrarán el 70% de la base reguladora y se contemplan las pagas extras y las vacaciones. Estos puntos fueron aprobados por unanimidad por toda la plantilla y está pendiente de que dé el visto bueno Inspección de Trabajo. A esto se añade que la Seguridad Social ha embargado a la empresa toda su flota de camiones.

Cabe recordar que, en marzo, Horcona acordó también la extinción de 45 puestos de trabajo y la suspensión temporal de hasta 120 días para otros 63 empleados, un expediente que queda anulado con este nuevo acuerdo. La compañía de la familia Bartibás ha perdido más 200 trabajadores en los últimos dos años, afectada por la crisis que vive el sector de la construcción.

El pasado mes de julio, el Gobierno de Aragón rescindió el contrato de la construcción del nuevo centro de especialidades Inocencio Jiménez en Zaragoza (junto a la Estación Intermodal Delicias) a esta empresa, en UTE con Hermanos Caudevilla, debido a retrasos en la obra. Únicamente se había ejecutado el 20%, a pesar de que los trabajos se iniciaron a finales del 2008.

LUNA PRESENTA EL ERE Por otra parte, los representantes legales de Luna Equipos Industriales en Huesca presentaron ayer ante el Juzgado de lo Mercantil de la capital oscense la documentación adicional que exigió el juez para decidir si acepta a trámite o no el concurso voluntario de acreedores que la empresa anunció el pasado 6 de julio. Según indicó Julio Beltrán, abogado mercantilista de Luna, también se entregó la documentación para el expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción, que afectará a toda la plantilla, formada por unos 200 trabajadores.

La plantilla de Luna está citada está convocada a una asamblea informativa que tendrá lugar el 4 de agosto, a las 8:30 de la mañana en las instalaciones de Luna, en la capital oscense. Allí se darán detalles de cómo está el proceso de cierre de esta firma. Cristóbal Burgos, representante de Comisiones Obreras, apuntó que la decisión judicial se producirá en septiembre.