Los más de 8.000 trabajadores del sector del transporte de mercancías, logística y guardamuebles de la provincia de Zaragoza llevarán a cabo movilizaciones la última semana de noviembre y la primera de diciembre para protestar por el bloqueo de su convenio colectivo, después de casi diez meses de negociaciones. Las protestas acordadas este fin de semana en asambleas, consistirán en paros parciales de cuatro horas al comenzar las jornadas de cada turno.

La patronal insiste en eliminar la paga extraordinaria en aquellas empresas que no tengan beneficios y en congelar el sistema de antigüedad de los trabajadores, algo que no están dispuestos a aceptar los sindicatos. "La pérdida de poder adquisitivo sería tan elevada que ni en 20 años se volvería a recuperar", denuncia UGT Aragón, que destaca que las centrales incluso llegaron a aceptar una congelación salarial que fue "rechazada".