Bantierra, la Caja Rural de Aragón, está inmersa en un proceso electoral extraordinario que conllevará una profunda renovación de su consejo rector. El proceso es consecuencia de la dimisión hace dos meses del presidente de la entidad, José Antonio Alayeto. En concreto, serán sustituidos siete de los once consejeros que forman parte del máximo órgano de gobierno de la cooperativa de crédito, que pretende regenerarse con un perfil más profesional.

Solo concurre una candidatura de consenso que ha sido propuesta por el actual consejo. Su proclamación se llevará a cabo en la asamblea extraordinaria convocada para el próximo 31 de octubre, en la que podrán votar 140 delegados en representación de los 113.000 socios de caja rural.

Los siete nuevos miembros serán Ángel Barba, Antonio Lozano, Luis Estaban Olivera, Miguel Salas, Antonio Santander, Jesús Juan Gimeno y Eduardo Ibáñez (consejero independiente). Repetirán Félix García, José Luis López, Ramón Marco y el representante de los trabajadores.

Posteriormente y tras la validación de los nombramiento por el Banco de España, el nuevo consejo rector elegirá entre sus miembros al nuevo presidente, que previsiblemente no tendrá salario, al contrario de lo que ocurría con Alayeto.