Por tercer trimestre consecutivo, la Encuesta de Población Activa (EPA) volvió a dar una alegría al mercado laboral aragonés. La comunidad creó empleo neto entre julio y septiembre y, además, registró la segunda mayor bajada del paro porcentual de toda España respecto al mismo periodo del 2014. Todo ello hizo que Aragón rompiera la barrera piscológica de los 100.000 desempleados por primera vez desde el tercer trimestre del 2010, algo que ya había ocurrido en los datos mensuales del ministerio, pero no en la EPA, considerada la mejor estadística para analizar la evolución del mercado de trabajo.

La tasa de paro también se situó por debajo del 15% por primera vez desde hace cinco años, quedándose en el 14,97%. Aparte de Aragón, solo hay cuatro comunidades en esta situación: País Vasco, Navarra, La Rioja y Baleares. Pese a ello, hoy aún hay 97.000 aragoneses sin trabajo.

Durante el pasado trimestre, el desempleo se redujo en 13.700 personas, lo que supone un descenso porcentual del 12,3%, el quinto más fuerte del país. La caída interanual del 18,9%, la segunda más elevada de toda España, hizo que la EPA contabilizara 22.700 parados menos que hace un año.

También hay que remontarse cuatro años atrás para ver más de 550.000 ocupados en la comunidad. La creación de 10.200 puestos de trabajo en el tercer trimestre ha elevado la cifra hasta los 551.100 ocupados, 15.500 menos que a finales del 2010.

Sin duda, el dato más negativo es que la población activa sigue cayendo en Aragón, un descenso que se ha concentrado sobre todo en la franja de edad de entre 16 y 35 años. Los sindicatos achacan esta bajada a la salida de jóvenes en busca de un futuro mejor y al efecto desánimo, que hace que personas de todas las edades se desenganchen del mercado laboral al no confiar en encontrar un empleo.

En este sentido, la consejera de Economía de la DGA, Marta Gastón, mostró su preocupación por "la fuga" del capital humano más cualificado y apostó por no relajarse y seguir trabajando para mejorar las cifras de empleo. No obstante, Gastón calificó los últimos datos de la EPA de "alentadores", aunque dijo que la creación de puestos de trabajo llegará sobre todo con la derogación de la reforma laboral.

El tercer trimestre del año suele ser una buena época para las cifras de empleo por la temporada turística y las campañas agrícolas. De hecho, el sector servicios y la agricultura concentraron el incremento de la ocupación, con 8.400 y 1.200 contratos más, respectivamente. Con todo, la industria sumó 2.000 ocupados más, mientras que la construcción perdió 1.300.

Por otra parte, la brecha entre hombres y mujeres siguió creciendo. Así, la tasa de paro femenina es del 18% y la masculina del 12,3%.