Una buena idea es solo el principio de una gran empresa. Zaragoza Activa (Zac), el servicio municipal dedicado a impulsar el emprendimiento, lanzó ayer la sexta edición de su Semillero de Ideas con la incorporación de 20 nuevos proyectos que aspiran a convertirse en florecientes negocios. Este programa formativo-residencial tiene como objetivo la generación de startups, empresas basadas en iniciativa social, cultural, innovación o desarrollo de tecnologías. En sus cinco ediciones anteriores ha reclutado un total de 96 proyectos, de los que la mitad lograron germinar y acabaron convirtiéndose en empresas consolidadas.

Zac celebró ayer en su sede de La Azucarera un acto en el que se hizo balance de la evolución de algunos de los proyectos de la pasada edición y se dieron a conocer los nuevos emprendedores de la nueva hornada, que han sido seleccionados entres más de 70 solicitantes.

Entre los fichajes de esta edición se encuentran representados de sectores como las tecnologías de la información y la comunicación, los nuevos modelos de comercio o los servicios a la comunidad. El común denominador es que están basados en la innovación y con potencial de crear riqueza y puestos de trabajo. Uno de los proyectos es Mktronics, centrado en el desarrollo de diseños propios de robótica como producto comercial --tanto su hardware (kits propios) como su software-- para material educativo o entretenimiento.

Apoyo y orientación

Otra iniciativa es Sleeping Baby Play, que pretende comercializar un dispositivo electrónico que ayuda a facilitar el sueño a bebés recién nacidos con melodías y producciones musicales de ruido blanco (semejante al percibido en el útero materno). Fisioagenda, por su parte, es una agenda on line para fisioterapeutas y al mismo tiempo un buscador de profesionales para el paciente.

Zaragoza Activa aporta apoyo y orientación a los proyectos. Y es que a partir de ahora los emprendedores pasarán por un proceso informativo, de incubación y de tutorización para llegar hasta el objetivo final: convertirse en una empresa real