Una de las múltiples víctimas de la crisis económica ha sido la recaudación tributaria. Entre el 2008 y el 2014, Aragón dejó de ingresar 7.569 millones de euros, aunque en esa cifra también influyeron la elusión y el fraude fiscal, según un informe elaborado por los técnicos de Hacienda (Gestha) a partir de los datos de la Agencia Tributaria (AEAT).

El mismo estudio refleja un desplome de los ingresos por el impuesto de Sociedades del 60% durante ese periodo, en el que también sufrió un importante descenso de la recaudación el IVA y el IRPF, aunque hubiera sido todavía mayor de no haber sido por las subidas impositivas del 2010 y el 2012.

No obstante, para los técnicos de Hacienda, el hundimiento del 60% del impuesto de Sociedades, que se tradujo en una caída de los ingresos de 4.732 millones en Aragón, se debió más al fraude y a la elusión fiscal que a la crisis económica. De hecho, Gestha subraya la "desigual" carga fiscal media de las grandes empresas y multinacionales que es del 6% del resultado que contabilizan obtenido en España frente a la que soportan las pymes sobre sus beneficios (un 14,9%).

Ello se debe a que las grandes corporaciones pueden acceder a servicios de asesoría internacional especializada y aprovechar todas las posibilidades para reducir su factura fiscal, "en ocasiones bordeando o sobrepasando la legalidad", indica Gestha.

Aragón, que fue la séptima comunidad donde más cayó la recaudación tributaria, también vio menguar su hucha fiscal en 1.742 millones en el IRPF y en 1.373 millones en IVA.

DATOS NACIONALES

La pérdida acumulada de recaudación es la suma de la pérdida en cada uno de los años entre 2008 y 2014 con respecto a la recaudación de 2007. Es decir, la cifra de ingresos tributarios que se ha perdido desde el inicio de la crisis, en estos últimos 7 años entre 2008 y 2014 de los que existe información oficial de año completo.

La autonomía que más ingresos tributarios perdió en este periodo fue Cataluña, que dejó de ingresar 63.545 millones, una cuarta parte del total de la pérdida recaudatoria acumulada del Estado, que ascendió a más de 253.000 millones, seguida de Madrid y la Comunidad Valenciana.

Por el contrario, excluyendo la recaudación estatal de País Vasco y Navarra a las que habría que añadir los ingresos correspondientes a sus regímenes forales, Extremadura, con 1.765 millones recaudados menos, y La Rioja, con una pérdida total de recaudación de 2.161 millones de euros, son las comunidades que se vieron impactadas en menor medida.