El Banco Central Europeo (BCE) prevé, en su boletín, que la recuperación económica de la zona euro avance a un "ritmo moderado" en los próximos meses gracias a sus medidas y a las reformas adoptadas por los países, pero advierte de que seguirá estando frenada por la debilidad de las economías emergentes, la volatilidad de los mercados y el retraso de algunas reformas.