El Santander no prevé que los «últimos acontecimientos» tengan un «impacto relevante» en su cuenta de resultados de este año. Así lo anunció ayer en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que, sin citarlo, se refiere al ‘brexit’. «Mantenemos los objetivos que anunciamos anteriormente en todos los aspectos financieros más relevantes del grupo para este año», refrendó el banco.

La entidad ha ratificado su propósito de generar 10 puntos básicos de capital por trimestre (40 puntos básicos anuales para superar el 11% en el 2018), aumentar el beneficio por acción, incrementar el capital tangible por acción y elevar el 10% el dividendo en efectivo por acción, con un pago por título de 21 céntimos de euro. «Reiteramos todos nuestros objetivos financieros y comerciales para este año. Seguimos cumpliendo con todos nuestros compromisos», afirmó el Santander.

En el comunicado de ayer lunes, el banco explica que el ajuste de costes que va a llevar a cabo (cerrará 450 oficinas y reducirá 1.200 empleos) tendrá un coste de unos 500 millones de euros, que se han visto parcialmente compensados por las plusvalías obtenidas por la venta de su participación en Visa. El impacto neto en las cuentas del segundo trimestre, en consecuencia, será de 250 millones aproximadamente.

PERMANENCIA / La filial del Santander en el Reino Unido es el tercer banco del país por depósitos y aporta al grupo el 29% de sus activos, el 12,8% de los ingresos y el 23% del beneficio (es la geografía que más ganancias le supone). Por ello, la entidad es una de las empresas que más ha caído en bolsa a consecuencia del referéndum: un 19,89% el pasado viernes y un 2,48% ayer lunes. Unos descensos que el grupo tratará de frenar refrendando los objetivos de resultados anunciados para este mismo año. H