El número de horas de la jornada laboral en Aragón ha crecido un 2,8% en el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo del 2016, con una media 393,6 horas laborales por trabajador aragonés, es decir, 10,8 horas más que el pasado año 2016. Ese es uno de los datos que se extraen del análisis sobre la evolución de la jornada laboral efectiva de Randstad, elaborado a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si se compara este dato con el de 2008, la jornada laboral se ha reducido en un 4,3% en la comunidad autónoma.

Este estudio analiza la jornada realizada por los profesionales en el ámbito nacional, según la comunidad autónoma en la que resida el trabajador y por sector de actividad, de los primeros trimestres del 2008 al 2017.

A nivel nacional, los trabajadores realizaron, de media, 406,5 horas laborales, es decir, un 4,5% más que durante el mismo periodo del 2016. En concreto, los empleados españoles aumentaron su jornada laboral efectiva en 17,4 horas durante el primer trimestre de este año.

Si se analiza la serie histórica, se observa que la cifra registrada antes de la crisis era de 412,5 horas, un 1,5% más que el dato alcanzado en 2017. En el 2009 se registró la cifra más alta de todo el periodo analizado, 414,6 horas. Tras mantenerse estable durante los tres años siguientes, en 2013 el número de horas efectivas descendió hasta las 398,4, para después superar las 400 durante los dos ejercicios siguientes. En 2016 se registró el menor número de horas laborales (389,1). A partir de aquí se produjo un crecimiento del 4,5% hasta alcanzar las 406,5 en 2017.

Canarias es la región que alcanza un número mayor de horas realizadas. Le siguen los madrileños, cántabros y catalanes. En el lado opuesto, se encuentra Extremadura, que es la región que registra menos horas trabajadas (385,2), seguida de Castilla y León (392,1) y País Vasco (393,3).