Kiosco

El Periódico de Aragón

Evolución de un sector vital

La oferta de vivienda de alquiler se desploma con el tope a las rentas

Los portales inmobiliarios detectan que los anuncios de pisos disponibles se han reducido un 40% en Barcelona y un 30% en Madrid | El sector inmobiliario alerta de que los propietarios prefieren vender ante la limitación de las rentas

Dos personas pasan frente a una inmobiliaria.

La limitación a las subidas de precios del alquiler del 2% para luchar contra los efectos de la inflación puede tener un efecto contrario al deseado al reducir la oferta de viviendas disponibles. Es la advertencia lanzada por el sector inmobiliario ante la evolución de los datos del sector en el último año. 

El portal inmobiliario Pisos.com constata que en el último año la oferta de viviendas en alquiler en Barcelona se ha reducido el 40%. Con la pandemia, las viviendas destinadas a alquiler vacacional pasaron a destinarse a alquileres de larga duración, pero con la recuperación paulatina de la normalidad económica el año pasado se ha registrado una caída relevante de la oferta o disposición de viviendas para el alquiler, que Pisos.com calcula en ese 40% y que las inmobiliarias perciben también en su actividad diaria.

Las causas de la falta de oferta de viviendas para alquilar son múltiples. Por una parte algunas de esas viviendas vuelven a ser viviendas vacacionales o para extranjeros. Pero en el sector inmobiliario se detecta en la práctica que el marco legal de contratos a cinco años, la limitación al alza de las rentas y las incertidumbres normativas están causando que los propietarios desistan de poner viviendas en alquiler y prefieran ponerlas a la venta. 

Ferran Font, director de estudios de Pisos.com asegura que el fenómeno se traduce en una caída de los anuncios de alquiler del 40%, mientras que en el resto de España la caída, que también se produce, es menor. En el caso de Madrid, esa caída es de un 30%.

El Gobierno ha decidido limitar el incremento de la renta en las actualizaciones anuales de los contratos de alquiler de vivienda para evitar la aplicación del índice de precios al consumo (IPC) en la actualización del alquiler, quedando limitada la subida al 2% (por proximidad al índice de garantía de competitividad) por las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Ucrania. Por ejemplo, para un contrato de alquiler de vivienda de 600 euros mensuales, la aplicación de la nueva medida podría suponer un ahorro de más de 33 euros mensuales en el pago del alquiler.

Para la asociación de consumidores Facua, la decisión de limitar el alza de los contratos de alquiler de vivienda el 2% es "razonable" pero cree necesario extender ese control de precios como mínimo hasta final de año en lugar de limitarla solo a las actualizaciones que se realicen hasta final de junio.

La importancia del pequeño propietario

Para Guifré Homedes, director general de la inmobiliaria Amat, la limitación del alza de los alquileres en España no es el problema fundamental del mercado del alquiler. En su opinión, la gran cuestión es la falta de un marco legal estable y una oferta insuficiente de viviendas en alquiler que el entorno tiende a restringir todavía más. "Si no se incentiva la oferta de vivienda en alquiler muchos inquilinos no tendrán alternativa de vivienda a la que aspirar", opina Homedes. "Es absurdo pensar que un propietario con 10 viviendas puede influir en el mercado", reitera Homedes, que considera que es fundamental "promover el alquiler de viviendas mediante medidas que permitan la inversión de particulares en la compra de vivienda con un marco jurídico sin incertidumbres.

Homedes alerta además de un efecto colateral que es el envejecimiento del parque de vivienda. Tras el fenómeno de la creciente venta de vivienda se esconde el peor estado de las viviendas en alquiler y la paralización de reformas necesarias que desemboca al final en que más del 60% de las viviendas de segunda mano que se venden tinene una calificación energética E o peor. Llama la atención también el hecho de que con el repliegue del alquler se ha minimizado la obra nueva de viviendas pequeñas de una o dos habitaciones por falta de mercado. Solo el 17% de las viviendas vendidas en el entorno metropolitano eran pequeñas. 

Para la Asociación de Propietarios de Viviendas de Alquiler (Asval) se está "demonizando" a los propietarios de viviendas, que son en realidad los que son capaces de poner en el mercado pisos para alquilar. "Los propietarios siempre han estado de lado de los inquilinos, y a la altura de las circunstancias, como se vio con la crisis del covid. La mayoría de los propietarios nunca trasladan de forma completa los incrementos del IPC a las rentas de sus alquileres". Por ello, esta asociación considera que el límite del 2% de subida es "artificial" y que lo más apropiado sería limitar la subida de rentas al incremento de la inflación subyacente y siempre de manera limitada en el tiempo.

Jose Ramón Zurdo, director general de la Agencia Negociadora de Alquiler (ANA), critica que el Gobierno "llega tarde" con la limitación de precios del alquiler y sospecha que a pesar que se anuncie como transitoria podría llegar a prorrogarse "con lo cual se corre el peligro de que se convierta en otra forma de intervenir el precio de los alquileres, congelando el mecanismo de actualización de rentas previsto en el artículo 18 de la ley de arrendamientos urbanos".

Iñaki Unsain, presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), considera que limitar el alza de alquileres es hacer que sean los propietarios los que asuman todos los costes, con "una ley efectista que va a tener implicaciones en el mercado inmobiliario". Para Verónica Parellada, fundadora y CEO de Inmoself, la medida de control del aumento de alquiler en base al IPC "no hace más que agregar inestabilidad al marco jurídico del valor de la vivienda como inversión, empobreciendo a los propietarios, y añadiéndose además la inseguridad jurídica de la ocupación en España".

Compartir el artículo

stats