Kiosco

El Periódico de Aragón

LA EVOLUCIÓN DEL MERCADO LABORAL

Los contratos indefinidos en Aragón rozan el 29% en marzo

El paro sube en Aragón en 1.140 personas en marzo hasta 62.303 desempleados / La incertidumbre económica lastra la mejora del empleo en Aragón

La incertidumbre comienza a hacer mella en el mercado laboral. Marzo estuvo condicionado por la guerra de Ucrania y el paro de los transportistas pero también por el incremento de la inflación, la entrada en vigor de la reforma laboral y el final de los erte vinculados al covid. Además, este año la Semana Santa se celebra en abril. Esa conjunción de factores ha llevado a un incremento del paro de 1.140 personas en Aragón, un 1,86% más respecto a febrero. 

Se trata de la tercera comunidad con un mayor repunte, solo por detrás de La Rioja (2,31% y Navarra (2,09%), según los datos publicados por el Ministerio de Empleo, que reflejan una reducción del paro del 0,09% en España (2.921 desocupados menos). 

La inestabilidad es el principal enemigo del desarrollo económico y eso se ha notado en el tercer mes del año, aunque habrá que esperar para comprobar si la tendencia se mantiene o es algo coyuntural. Pese a ello, Aragón contabilizó 1.008 afiliados más a la Seguridad Social, una cifra que marca "el mejor registro de un mes de marzo desde 2008", indicó la DGA, lo que demuestra que la inercia positiva de los meses anteriores todavía tiene recorrido pese al contexto negativo. La cifra de ocupados en Aragón alcanza los 585.162, es decir, 21.272 más que en marzo del 2021 (+3,77% anual).

Otro dato positivo es el fuerte aumento los contratos fijos, fruto de la entrada en vigor de la reforma laboral. En concreto, casi el 29% de las rúbricas fueron indefinidas cuando lo habitual era que la temporalidad copase el 90% de las contrataciones. Aragón registró 45.829 en marzo, un 16% más respecto a febrero y un 17,4% más que en el mismo mes de 2021. 

La consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, fue prudente a la hora de valorar las cifras y subrayó que "habrá que estar pendientes de la situación, pero no especialmente preocupados". Con todo, valoró positivamente la evolución del mercado laboral en lo relativo a la contratación y a la afiliación a la Seguridad Social. 

No ocurrió lo mismo con el desempleo, que subió en todos los sectores productivos, salvo en la construcción. El paro aumentó en agricultura (256 más, el 7,31% mensual), en industria (174 parados más, 2,53% mensual) y en servicios (516 parados más, 1,22%). En sentido contrario, se reducía en la construcción (49 parados menos, un -1,31% mensual).

La patronal cree que se está produciendo un "empeoramiento progresivo conforme pasan los días, sobre todo en la segunda quincena de mes". Preocupa, apuntan, las "dificultades de las empresas para mantener la actividad, la producción y la competitividad", al tiempo que subraya que las medidas del Gobierno para hacer frente al encarecimiento de los precios y su efecto sobre la economía "no son las idóneas ni suficientes".  

La incertidumbre también ha calado en la aplicación de ertes. A finales de marzo había 1.689 trabajadores afectados en la comunidad, de los que 917 estaban vinculados a expedientes covid y 772 por causas económicas y organizativas. Destacan los cinco presentados en la provincia Teruel. Ronal Ibérica comenzó este lunes a aplicar un ajuste que afecta a 513 trabajadores y se prolongará hasta finales de año.

España registra 140.000 ocupados más en marzo

Buenas cifras de empleo en marzo, pese a un mes complicado por el inicio de la guerra de Ucrania y un paro de transportistas que han conseguido sacudir a varios sectores. Con todo, esos buenos datos no esconden claros signos de agotamiento tras dos años en los que no solo se ha recuperado el mercado laboral español del impacto del covid, sino que se ha situado en máximos históricos de ocupación. 

El Gobierno considera que en este mes ha restado más empuje el paro de transportistas que el conflicto bélico. Marzo cerró con 140.231 ocupados más que en febrero, una cifra pareja a las registradas en el lustro previo a la irrupción del coronavirus, con un nuevo aumento de la contratación indefinida y una leve reducción de los erte. No obstante, esos buenos datos de ocupación no se traducen en una reducción sustancial del paro, que solo bajó en 2.921 personas en marzo, cuando el año pasado para estas mismas fechas bajaba 20 veces más.

España alcanzó en marzo un total de 19,83 millones de trabajadores en activo, nunca en el país hubo tanta gente dada de alta y cotizando de manera simultánea en la Seguridad Social. Ello es fruto de que el empleo ha registrado 20 de 23 meses de crecimiento y solo tres en números rojos, coincidiendo estos últimos con las siempre fatídicas cuestas de enero y el agosto del 2021, donde el fin de una campaña de agosto a medio gas dejó un saldo negativo.

Creció el empleo y ganó en calidad, siendo la contratación indefinida el 30,7% del total de los nuevos contratos, casi 20 puntos por encima del marzo del año pasado. Influida esta por la entrada en vigor a partir de abril de las nuevas modalidades de contratación de la reforma laboral, que ha dejado una alta conversión de contratos que antes eran temporales y ahora han pasado a indefinidos.

Compartir el artículo

stats