El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha cifrado en "no menos de 500 millones de euros, siendo modesto", las necesidades de financiación de la comunidad autónoma para afrontar los gastos extraordinarios que debe afrontar el Gobierno de Aragón por la actual situación de crisis, antes de abordar la reforma de la financiación autonómica.

En los Desayunos de Europa Press, en Madrid, Javier Lambán ha hecho notar que el Gobierno de Aragón tiene que abrir hospitales -dos en la provincia de Teruel--, impulsar los servicios sociales, reducir las listas de espera quirúrgica y "con la actual financiación autonómica es imposible que lo hagamos, salvo que nos saltemos el déficit de manera frívola".

Lambán ha aseverado que la situación de la Hacienda autonómica no es "preocupante", sino "lo siguiente" y ha comentado que ya se lo ha hecho saber a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien es "escrupulosa defensora de las arcas del Estado".

Un aeropuerto puntero

El presidente de Aragón, Javier Lambán, también ha abogado por convertir el aeropuerto de Zaragoza, que en la actualidad es el segundo de España en tráfico de mercancías, solo por detrás del de Madrid, como zona franca para que la capacidad logística de esta instalación y de la comunidad autónoma "explote todas sus posibilidades".

Lambán ha reclamado que el Gobierno de España debería propiciar la creación de esa zona franca, dada su ubicación en el centro del área del país que concentra el 60 por ciento del Producto Interior Bruto, "buena parte del empleo y la práctica totalidad de la automoción".

Igualmente, ha planteado la posibilidad de que el AVE tenga una segunda estación en el aeropuerto, "algo que reforzaría su posición en el transporte de viajeros".

El propósito sería que el de Zaragoza fuera el tercer aeropuerto de España desde el punto de vista del transporte de viajeros, "compensando la saturación que tiene Barcelona y Madrid en este momento".