Enagás estima en 7.000 millones de euros la inversión necesaria hasta 2030 para construir la futura red de hidrógeno del país que incluye la interconexión con Francia, así como dos grandes ejes troncales y dos almacenamientos subterráneos para llevar el hidrógeno desde los centros de producción a los del consumo, según ha precisado el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo, este jueves durante la celebración de la jornada 'Día del hidrógeno' organizada por el operador gasista. "Contar con una red troncal y con un corredor como H2Med es el punto de partida clave para posicionar a España", ha añadido indicado Arturo Gonzalo Aizpiri.

En concreto, la construcción del H2Med, que incluye la interconexión entre España y Francia y la de Portugal, supone una inversión de unos 2.500 millones, a los que se suman otros 4.670 millones de los ejes de la Cornisa Cantábrica, el Valle del Ebro, Levante y la Vía de la Plata y su conexión con Puertollano. Estas cifras son brutas, a falta de conocer las potenciales subvenciones que se puedan recibir. En el caso del BarMar está todavía por definir qué parte corresponde a cada país, así como la decisión de la Comisión Europea sobre financiar la mitad de ese total.

El objetivo de esta infraestructura será obtener una capacidad de producción de entre 2 y 3 millones de toneladas dentro de siete años, de las cuales 1,3 millones será para el propio consumo del país, 2 millones para el BarMar.y otros 450.000 toneladas se exportarán a través de conexiones marítimas, cifras que deberán ser revisadas por el Gobierno en el Plan Nacional Integrado Energía y Clima (PNIEC) este año.

Además, el operador del sistema gasista prevé elevar esa producción hasta los 4 millones de toneladas en la década siguiente a través de una red más amplia que incluiría el mallado en la zona centro del país (Huelva, Córdova, Madrid y Navarra), la exportación a través de los dos gasoductos actuales con Francia (Irún y Lara), así como la creación de dos nuevos almacenamientos y la posible importación a través de las interconexiones actuales con Marruecos

Dado que el 80% de todo ese trazado coincide con la red de gas actual, Enagás prevé reutilizar buena parte de los gasoductos existentes para convertirlos en hidroductos hasta el 70% del total. Esto reduciría los costes, pero también la obtención de permisos y trámites administrativas, según ha defendido Aizpiri. La compañía ha identificado ya el 30% de los gasoductos.

"Así como 2022 ha sido el año de la seguridad energética, 2023 será el año del hidrógeno renovable. Y lo será porque se convierte en clave para la descarbonizscion, la autonomía energética, las futuras cadenas de valor y la transición energética, aunque esta realidad todavía necesita que se arroje luz sobre muchos de sus ámbitos", ha indicado Aizpiri. En este sentido, una de las claves es el futuro marco regulatorio europeo que España prevé impulsar durante su presidencia española de la Unión Europea en el segundo semestre de este año, según ha revelado la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen. "Nos da confort que el momento clave de este paquete tenga lugar durante la presidencia española", ha contestado posteriormente Aizpiri.

Por otra parte, la secretaria de Estado del Ministerio Federal Alemán de Asuntos Económicos y Acción por el Clima, Francisca Brantner, ha insistido en que si Alemania no puede producir todo el hidrógeno que necesita, su "prioridad" es importarlo de la Unión Europea. "Hemos tenido un año duro y hemos aprendido a no confiar en socios que no son nuestros amigos. Queremos estar con socios que comparten nuestros valores e interés en términos de democracia. No hay nadie mejor que los países europeos", ha indicado Brantner.

"En este contexto España, con su potencial, es un socio importante y esperamos que en este contexto no ayude esa infraestructura que necesitamos construir cuanto antes. Una red troncal de hidrógeno europea (...) Nuestra prioridad es asegurarnos que conseguimos esa red troncal europea", ha añadido en relación al futuro BarMar que unirá Barcelona con Marsella y de ahí al norte.