El mercado laboral de Aragón aguantó el tirón del final del verano con una bajada de los registros del paro pero con una destrucción de 4.164 empleos en septiembre respecto a agosto. La comunidad celebra al ver que la cifra de parados vuelve a caer en 768 personas, lo que sitúa la cifra total en 52.185 desempleados. La evidencia remarca el vigor del mercado laboral en términos de paro, en la que Aragón y el país siguen mostrando una robustez en lo que a trabajo se refiere pese a que hace meses que se atisba un enfriamiento en el mercado laboral que pone en jaque el objetivo del pleno empleo. Aún así, solo hace falta remontarse al dato de hace justo un año, cuando la cifra de parados se elevaba hasta los 58.369, según la información remitida por el Servicio Público de Empleo (SEPE).

No es baladí que la cifra de parados en un mes de septiembre sea la más baja desde 2008, cuando la comunidad registraba 50.818 desempleados cuando Europa se encaminaba a la gran recesión que originó el 'crack' financiero e inmobiliario por las hipotecas 'subprime'. Y atendiendo a los sectores de actividad, el paro registrado aumentó tan solo dos personas en agricultura, mientras atesoraba una reducción de 635 personas en servicios, de 56 personas en industria y de 47 personas en construcción.

Sin embargo, frena la alegría la afiliación a la Seguridad Social, pues el número de ocupados se redujo en Aragón en 4.164 personas, lo que equivale a un descenso del 0,68% frente al ligerísimo incremento del conjunto de España (18.000 ocupados más, un incremento del 0,09%), lo que evidencia ese enfriamiento del mercado laboral en un mes en el que habitualmente se crea empleo por el regreso a las aulas y la contratación en sector educativo. En agosto, la cifra de ocupados se situaba en 608.271 después de una caída mensual de 6.386 afiliados respecto a julio.

Refuerza esta tesis el número de contratos registrados en septiembre de 2023 en la comunidad, que se situó en 43.002, es decir, 8.373 contratos más que en agosto, que si bien supone una subida del 24,18% mensual también representa una caída de 8.603 formalizaciones contractuales respecto a septiembre de 2022. Las causas deben buscarse en la reforma laboral impulsada por el Ministerio de Trabajo que ahora lidera en funciones Yolanda Díaz, pues el menor volumen de firmas tiene correlación directa con el fin del contrato temporal y el auge del indefinido.

De este modo, la afiliación media de septiembre se queda de este modo en 604.107 trabajadores antes del inicio del otoño, lo que supone casi 15.000 personas con contratos más que hace justo un año a expensas de lo que ocurra en la comunidad aragonesa durante el cuarto trimestre del año, cuando suele darse un repunte en el mercado laboral con la preparación de la temporada de esquí o grandes eventos como las Fiestas del Pilar.

Los agentes sociales celebran los datos

Los agentes sociales de la comunidad han coincidido en señalar la buena marcha del mercado laboral en el final del verano, que, conviene recordar, venía de un agosto complicado en el que se destruyeron más de 6.000 empleos. La patronal de los empresarios CEOE Aragón considera que la evolución del mercado laboral en septiembre ha sido "positiva" en la comunidad y que va "de menos a más" a lo largo del año, una situación fruto de la incertidumbre que generaba la incesante subida de los tipos de interés decretada por los bancos centrales para combatir la inflación. Por su parte, desde Cepyme Aragón enfatizaban en una bajada del paro motivada "por la recuperación del sector educativo ante la 'vuelta al cole' y a pesar del fin de la temporada turística, cuya clausura ha condicionado el aumento del paro a nivel nacional”, ha dicho María Jesús Lorente, presidenta de la confederación empresarial.

También ha dado una clave el presidente de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza, Benito Tesier, quien ha puesto el acento sobre la dependendencia del mercado laboral del sector servicios. “Que seamos la cuarta comunidad en la que más ha bajado el paro es una buena noticia porque significa que la gente tiene trabajo. Sin embargo, los buenos datos no deben nublarnos: de las 768 personas que han comenzado a trabajar en septiembre solo 56 lo han hecho en la industria mientras que 638 lo han hecho en el sector servicios”, ha analizado. 

Por su parte, el sindicato CCOO Aragón, que ha calificado de "buenos" los datos del desempleo, ha llamado a "no caer en la autocomplacencia", pues "la reducción del paro tiene que seguir siendo el principal objetivo de la política económica del Gobierno aragonés".

Que el paro baje y suba a la vez la afiliación a la Seguridad Social es compatible y suele ocurrir en más de un mes al año. Puede explicarse por varios motivos, como una activación de parados que no estaban registrados previamente y que lo hacen para cobrar algún subsidio o prestación o para apuntarse a algún curso de formación que exige tal requisito. También puede darse porque el mercado laboral crece al incorporar personas migrantes o jóvenes que acaban de cumplir la edad legal para trabajar.

61,76% mujeres

De los 52.185 desempleados registrados en las oficinas del empleo a final de septiembre, 32.229 son mujeres (el 61,76 % del total) y 19.956 hombres (38,24 %). Por edades, 4.590 parados tienen menos de 25 años (2.361 hombres y 2.229 mujeres) y 47.595 más de esa edad (30.000 mujeres y 17.595 hombres). Por sectores, el paro bajó en septiembre en Aragón en todos salvo en agricultura, donde subió testimonialmente en 2 personas. Bajó más en servicios, con 635 desempleados menos, seguido de la industria, con 56, y construcción, con 47.

Así, la mayoría de los desempleados en la Comunidad pertenecen al sector servicios, 36.007, seguido de la industria (5.937), el colectivo sin empleo anterior (5.105), la construcción (3.129) y la agricultura (2.007).

Extranjeros desempleados

El número de extranjeros desempleados registrados en Aragón asciende a 10.000 tras subir en 155 personas en septiembre, un 1,57 % más que en agosto, y baja en 1.503 personas en términos anuales, un 13,7 %. Del total de parados extranjeros, 5.918 proceden de países extracomunitarios y 4.082 de comunitarios.

En Aragón se firmaron en septiembre 43.002 contratos, 8.373 más que el mes precedente, un 24,18 %, y 8.603 menos que en septiembre de 2022, lo que supone una caída del 16,67 %. Del total de contratos suscritos, 16.397 eran indefinidos, el 38,13 %, y temporales 26.605 temporales (61,87 %).

A finales de septiembre, 37.609 personas percibían algún tipo de prestación en Aragón, el 70,06 % del total de desempleadas. De ellas, 21.980 recibían prestación contributiva, 14.153 un subsidio y 1.476 una renta activa de inserción. El gasto en prestaciones por desempleo ascendió en Aragón a 43,8 millones de euros, con una cuantía media de la prestación contributiva de 930,5 euros al mes.