Todavía es pronto para medir y afirmar las consecuencias que está teniendo la pandemia provocada por la Covid-19 en los bebés, niños y adolescentes. Pero son algunos los estudios que empiezan a publicarse que, más allá de estudiar las consecuencias que produce la enfermedad en la infancia, se centran en la repercusión que tienen los niños para desarrollarse, comunicarse y relacionarse por la pandemia. Así lo plasma un nuevo artículo de la revista Nature que plantea todas estas consideraciones.

Son muchos los investigadores interesados en conocer cómo afecta un entorno pandémico al desarrollo del cerebro y a las capacidades motoras de los bebés y los niños. Investigadores como la pediatra Dani Dumitriu y la investigadora postdoctoral Morgan Firestein por la Universidad de Columbia han realizado un estudio para ver cómo puede afectar los efectos de la pandemia en los bebés de 0 a 6 meses en comparación con las capacidades que aquellos que nacieron sin estas circunstancias pandémicas.

Desde 2017, Dumitriu y sus colegas han ido recopilando datos sobre la capacidad de comunicación y las funciones motoras de los bebés nacidos en el Morgan Stanley Children's Hospital of NewYork-Presbyterian hasta los seis meses de edad. A la hora de comparar los resultados de los bebés nacidos sin pandemia y los nacidos con ella hubo grandes diferencias: estos últimos habían obtenido resultados más bajos en las pruebas de motricidad gruesa, motricidad fina y habilidades de comunicación.

Las investigadoras no atañen este hecho a que sus padres puedan haber tenido Covid o habérselo transmitido, sino al propio "entorno de la pandemia". Es decir a factores como la falta de socialización, el uso de mascarillas o al estrés causado por encontrarnos en estas circunstancias.

Estos primeros resultados también se confirman con otro estudio realizado por Advanced Baby Imaging Lab de la Universidad de Brown, en donde estudian cómo los factores medioambientales y del entorno afectan al neurodesarrollo de los niños. Al analizar datos de los años anteriores vieron cómo los bebés que no habían nacido en pandemia, "anotaron casi dos desviaciones estándar inferiores a los nacidos antes en un conjunto de pruebas que miden el desarrollo de manera similar a las pruebas de coeficiente intelectual". Asimismo, observaron que se reducía mucho la capacidad motriz gruesa en aquellas familias con ingresos más bajos.

Causas de este menor desarrollo de sus capacidades

Deoni, el principal investigador del estudio realizado por Advanced Baby Imaging Lab apunta a que este desarrollo menor de las capacidades motoras se debe a la falta o reducción de la interacción humana y también a la poca socialización con otros niños debido a las circunstancias pandémicas.

Otros investigadores han intentado ver si el uso de mascarillas puede afectar al desarrollo del habla. Aunque la discusión científica no ha llegado todavía a una conclusión, sí que puede haber una posible relación ya que los niños aprenden algunos de los movimientos gestuales por imitación y con las mascarillas no pueden ver los movimientos de los labios cuando hablan los adultos. Así lo contaba la logopeda María Pulpón a Educar es Todo: "En la medida en que los niños aprenden por modelo, y no les estamos ofreciendo un modelo completo, sino parcial, el aprendizaje se puede ver afectado".

Sin embargo, todas estas causas, afirman los investigadores, son estudios preliminares de los que no se pueden sacar conclusiones precipitadas. Es más, si se confirman con estudios futuros que estas causas sí que tienen consecuencias en los bebés, los investigadores exponen que sus capacidades no se van a ver afectadas en un gran grado. "El los cerebros de los niños de seis meses son muy plásticos, y podemos entrar allí, y podemos cambiar su trayectoria", cuenta Dumitriu sobre la capacidad que tenemos de moldear los cerebros de un bebé. Por eso, a pesar de que las circunstancias no sean las más adecuadas para juntar a nuestros hijos con diferentes personas, Deoni recomienda que "cuanto más podamos estimularlos y jugar con ellos y leerles y amarlos, eso es lo que se necesitará".