Eran las 8 de la mañana y Román Abadías consiguió captar toda nuestra atención con el mundo de la tecnología al cual, en repetidas ocasiones, se refirió con la palabra magia. 

Román es autor de dos exitosos libros: 'La Curiosidad mató al gato de Schorodinger' con el que consiguió la Mención de Honor de Ciencia Ingeniería y Valores al Trabajo en el XX Certamen Internacional Ciencia en Acción 2019, y de 'Hijos de Ároman, Serendipia', además de un tercero, 'Aporía'.

Prometedor, padre de familia, ingeniero de profesión y trabajador en la empresa Teltronic, nos puso en frente de los ojos las maravillas de la tecnología y las posibilidades que está nos deparará en el futuro.

Despertar vocaciones tecnológicas

Su intención, la cual logró con éxito, era darnos a entender que nosotros somos ese futuro y los encargados de seguir haciendo de la tecnología algo increíble e innovador.

Fueron sorprendentes los ejemplos de lo que se puede y podrá lograr con la tecnología. Desde conseguir encender las luces de tu casa a través de una réplica de la misma en un videojuego, a hacer una copia de seguridad de tu propio cerebro. Esto personalmente jamás me lo habría creído pero resulta que será posible en un futuro no tan lejano.

Por último, diré que Román, gracias a su pasión por alentar a los jóvenes, consiguió motivarnos e invitarnos a hacer cosas grandes.