La Agenda 2030 en la planificación municipal

Candela de la Sota Sández

Las ciudades y los pueblos juegan un papel fundamental en la transformación hacia la sostenibilidad. Por su involucración directa en la provisión de servicios básicos y el bienestar de las personas, una gran parte del cumplimiento de la Agenda 2030 reside en el ámbito municipal. La OCDE estima que 105 de las 169 metas en las que se dividen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no pueden ser alcanzadas sin la coordinación e implicación de los gobiernos locales y regionales.

Cada vez más municipios y ciudades están tomando la Agenda 2030 como referencia para su planificación estratégica y el diseño de políticas. La reciente elección de Bilbao como sede del Secretariado de la Coalición Local 2030 por Naciones Unidas constituye un hito en la integración de los ODS en el ámbito local y es un reflejo de los avances que se han hecho en nuestro país en esta materia.

La incorporación de los ODS en la planificación municipal permite diseñar políticas públicas con una mirada de largo plazo, y con una perspectiva integral, abordando la dimensión económica, medioambiental y social. También ofrece la oportunidad de alinearse con las transformaciones hacia la sostenibilidad que se están llevando a cabo en otros territorios, y medir los impactos que las decisiones que se toman a nivel local tienen a nivel internacional, especialmente en terceros países más vulnerables.

En el proceso de localización de la Agenda 2030 se adaptan al contexto local las metas e indicadores que la componen, para que estas se adecúen de mejor manera a la realidad del territorio. Por su naturaleza y competencia, hay algunos objetivos que poseen más protagonismo en el ámbito municipal, como pueden ser el ODS 11 sobre ciudades y comunidades sostenibles o el ODS 6 sobre agua limpia y saneamiento, pero en todos ellos los gobiernos locales tienen un importante nivel de responsabilidad.

En el territorio aragonés, el informe ‘Los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 100 ciudades españolas’ de REDS-SDSN Spain (2020) muestra un nivel de cumplimiento medio-alto en ciudades como Zaragoza o Huesca, destacando ambas en el ODS 16 (Paz, Justicia e Instituciones Sólidas).

La Estrategia Aragonesa de Desarrollo sostenible demuestra el compromiso del Gobierno autonómico con la Agenda 2030, sienta las bases para trabajar a nivel municipal e impulsa el establecimiento de ‘Alianzas con otras administraciones, instituciones, universidad y organizaciones o entidades del tejido social que se adhieran a los compromisos de la Agenda, generando a su vez amplios procesos participativos y contribuyendo a su difusión e impulso'.

Para la transición a un modelo basado en la colaboración público-privada-social, serán necesarios cambios institucionales y organizativos profundos. En SDSN Spain, la Red Española para el Desarrollo Sostenible, trabajamos para generar estas colaboraciones. Es complejo, pero no imposible, y ya se están dando casos de alianzas innovadoras que demuestran que estas nuevas formas de colaboración son viables.