Batasuna apela a la movilización de sus bases para mantener la "presencia de la identidad vasca" en el Tour, y contrarrestar así la ruptura del acuerdo que habían alcanzado con la dirección de la ronda francesa. El portavoz de la formación ilegalizada, Arnaldo Otegi, pidió ayer a los aficionados vascos que acudan "más que nunca" a las etapas de los Pirineos y lo llenen de ikurriñas y banderas de apoyo a los presos "porque eso sí hace daño al Gobierno Aznar".

En declaraciones a Radio Euskadi, Otegi añadió que en un país serio, "como Alemania o Gran Bretaña", resultaría ridículo argumentar que la presencia del euskera en el Tour formara parte de un plan terrorista.

El Gobierno vasco solicitó que los organizadores mantengan la actitud de "respeto" que mostró en anteriores ediciones hacia la lengua vasca. El portavoz del Ejecutivo de Vitoria, Josu Jon Imaz, lamentó "el uso político y partidista" del euskera que PP y Batasuna vienen realizando.

Jean Marie Leblanc expresó su "solidaridad" con las familias de las víctimas del terrorismo y su condena de la violencia etarra en una carta dirigida a la vicepresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Ana María Vidal Abarca.

ENMENDAR ERRORES Vidal Abarca, satisfecha, mostró su deseo de que los franceses enmienden sus errores y asuman que Batasuna "colabora con ETA, como ha reconocido la Unión Europea". Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, calificó de "excelente noticia" la decisión de Leblanc de anular su acuerdo con Batasuna.

Por otra parte, Holanda decidió ayer permitir la extradición a España del excantante del grupo catalán Kop Juan Ramón Rodríguez, alias Marc . Rodríguez, encarcelado en Holanda desde enero del 2002, está acusado de participar en el comando Gorbea de ETA.