El presidente de Castilla-La Mancha y futuro ministro de Defensa, José Bono, informó telefónicamente a José Luis Rodríguez Zapatero de que la entrevista secreta que mantuvo este lunes en Washington con el secretario de Estado de Defensa, Donald Rumsfeld, y el subsecretario, Paul Wolfowitz, había ido "bien", informó un portavoz socialista.

El mismo portavoz aseguró que el encuentro se produjo por invitación de los altos cargos del Pentágono, aprovechando una visita privada de Bono a Nueva York.

La reunión, de la que informó ayer el diario Abc , tuvo un carácter reservado. Fuentes socialistas atribuyeron el carácter reservado a lo excepcional de la visita en el esquema protocolario de los norteamericanos. Por esa razón, dijeron, Bono no informó de la entrevista al embajador en Washington, Javier Rupérez, como se hace en estos casos.