La dirigente y exparlamentaria de Batasuna Jone Goirizelaia acudió ayer al acto oficial de apertura de curso en la Universidad del País Vasco que presidió el lendakari, Juan José Ibarretxe (PNV). Goirizelaia manifestó que, por primera vez, acudía invitada por la UPV, pero el departamento de Comunicación de la Universidad rehusó aclarar si se había invitado expresamente al partido ilegalizado y solo indicó que se habían dirigido a "los partidos políticos".

Goirizelaia, que es hermana del vicerrector del campus de Vizcaya, confirmó su satisfacción por participar en la apertura de curso.

En su intervención, el rector, Juan Ignacio Pérez, consideró "intolerable" la situación de los profesores amenazados y dijo que ese "castigo" debe terminar. Pidió también que se "corrija" la decisión de impedir a los presos que se matriculen en la UPV y señaló que los ingresados en cárceles francesas sí pueden hacerlo.

SUPERAR EL "ESTANCAMIENTO" El secretario general del sindicato LAB y voz de referencia en la izquierda aberzale, Rafael Díez Usabiaga, pidió ayer a Zapatero que acabe "con la fase de talantes" e inicie ya la de "los compromisos" para superar el "estancamiento" del proceso de paz.

Díez quitó importancia a la aparición de los encapuchados armados en Oiartzun (Guipúzcoa) y sugirió que fue una "escenificación" para demostrar que "ETA está ahí". Dijo que "lo sustancial" es que sigue el alto el fuego y pidió al PSOE que renuncie a "imponer su hoja de ruta" porque el proceso "es cosa de todos".

El dirigente aberzale defendió la actitud mantenida estos meses por Batasuna, para la que reclamó "respeto" a la vez que pedía "oxigenar" la situación de los presos. Durante una entrevista en la radio pública vasca, Díez recomendó al Gobierno que no se desvíe del "nucleo central del debate" porque se podría llegar, "en un plazo equis" a una situación de "conflictividad política".