El Constitucional tumbó ayer uno de los dos recursos del PP por los papeles de Salamanca. El tribunal rechazó el que el Grupo Popular presentó contra la decisión del Congreso de tramitar el proyecto de ley por el que se autorizaba la devolución a Cataluña del Archivo de la Guerra Civil. La sala primera ha fallado que la interpretación de la Mesa del Congreso "no es arbitraria ni incurre en error manifiesto" al desestimar la necesidad de recabar informes previos a la tramitación.

El tribunal considera que la demanda del PP, presentada en junio del 2005, "carece de contenido constitucional que justifique un pronunciamiento sobre el fondo" del asunto. Todos los partidos, excepto el PP, se alegraron de la decisión judicial.