Horas después de que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, expresara su deseo de que, en el futuro, Cataluña pueda tener selecciones deportivas que participen en competiciones oficiales, José Montilla, su sucesor como candidato del PSC a la Generalitat, advirtió de que "no es bueno mezclar la política con el deporte" porque va en perjuicio de las selecciones catalanas.

En una rueda de prensa, Montilla aseguró ayer que, como president, actuará de acuerdo con el artículo 200 del Estatut que establece que el Gobierno catalán "ayudará" a las federaciones catalanas a lograr su reconocimiento internacional. Pero precisó que este "no depende de actos gubernativos, sino deportivos, y de las federaciones internacionales".