También la vicepresidenta primera del Gobierno considera a José Bono como una apuesta segura para optar a la alcaldía de Madrid. María Teresa Fernández de la Vega aseguró ayer, durante la conferencia-debate que ofreció en Tribuna Barcelona --el foro de debate que organiza El Periódico de Catalunya--, que el exministro de Defensa sería un "magnífico candidato" para disputar la capital de España a Alberto Ruiz-Gallardón (PP). De la Vega, no obstante, recordó que la decisión sobre quién encabezará la lista del PSOE "depende del secretario general del PSOE".

SIN VÍNCULOS A pesar del respaldo de la vicepresidenta y de la insistencia del propio José Luis Rodríguez Zapatero, que en los últimos días ha intensificado sus presiones al exministro para que acepte aspirar a la alcaldía, Bono continúa rechazando la oferta que le ha reiterado el presidente del Gobierno. "Las circunstancias lo hacen imposible", responde Bono cuando se le preguntan las razones de su negativa, según fuentes de su entorno, que añaden que sus reticencias se deben a que no se siente ligado a la capital de España.

En cambio, la segunda propuesta del jefe del Ejecutivo, la de recuperar al expresidente de Castilla-La Mancha para la "política activa" en las listas socialistas al Congreso para el 2008, tiene muchas más posibilidades de acabar concretándose, según fuentes socialistas. Para entonces, habrá pasado más de un año y medio desde que Bono dejó el Ministerio de Defensa y anunció que dejaba la política. Las fuentes socialistas consultadas, sin embargo, recuerdan que las candidaturas para las elecciones generales todavía no están elaboradas.

ANUNCIO INMINENTE Volviendo a la capital del Estado, los socialistas se muestran convencidos de que Bono rechazará la propuesta y por eso trabajaban ayer a contrarreloj para cerrar la candidatura. Desde que Zapatero nombró secretaria de Estado de Iberoamérica a Trinidad Jiménez, hasta entonces portavoz socialista en el consistorio madrileño, la lista de posibles candidatos no ha hecho más que engordar.

De la Vega no se ha librado de entrar en esas quinielas, aunque según desveló ayer nunca se le ha trasladado formalmente la oferta para que encabece la lista del PSOE al Ayuntamiento. "Si me lo pidieran, me lo plantearía; pero como no me lo han pedido, no me lo planteo", bromeó cuando se le preguntó si aceptaría. Sin embargo, los socialistas de Madrid, que tienen a la vicepresidenta como su favorita entre los posibles candidatos, han renunciado a repetir su nombre ante Zapatero, que ha dejado claro que no prescindirá de De la Vega en el Gobierno.