José Bono es la apuesta del PSOE para la alcaldía de Madrid. El exministro cedió a las presiones de José Luis Rodríguez Zapatero y dio ayer un giro radical a su negativa inicial a enfrentarse con el popular Alberto Ruiz-

Gallardón. Si bien no dijo públicamente si acepta el reto, lanzó señales inequívocas de que se inclina por hacerlo. "A nadie le amarga un dulce", resumió a mediodía tras manifestarse halagado al ver que su nombre encabeza las quinielas. Ante el cambio de actitud, el PSOE ha vuelto a su "mejor opción, la inicial", según fuentes de la dirección del partido, y propondrá a Bono encabezar la lista municipal de Madrid.

Como adelantó este diario el lunes, el presidente del Gobierno había intensificado en las últimas semanas sus contactos con el expresidente manchego. Esa misma noche, Zapatero y Bono se vieron en la Moncloa, donde el jefe del Gobierno reiteró que quería que la candidatura a la alcaldía de Madrid fuera el lugar para recuperarlo "para la primera línea política", como prometió hace seis meses, cuando anunció que dejaba el Ministerio de Defensa. La oferta de Zapatero, según han confirmado fuentes próximas al presidente, incluye que Bono forme parte de las listas al Congreso de los Diputados en el 2008.

EN LIZA ELECTORAL El exministro de Defensa no quiso ayer dar una respuesta definitiva sobre si será finalmente el aspirante, pero utilizó las maneras propias de un candidato en liza electoral para referirse a Alberto Ruiz-Gallardón, del que se confiesa amigo personal. "Si yo fuera el candidato, nuestra relación no sería tan mala como la que mantienen él y Esperanza Aguirre", espetó.

Bono acudió ayer a Madrid a presentar un libro sobre la guerra de Irak. La víspera, mantuvo una conversación con Zapatero en la que este le insistió para que fuera el candidato a la alcaldía de la capital, según fuentes de la dirección socialista. El presidente debió ser más persuasivo que en otras ocasiones, porque ayer Bono ya no declinó rotundamente la idea, como había hecho hasta ahora, sino que accedió a pensárselo. Hace un mes, había solemnizado así su negativa: "Yo ni soy de Madrid ni vivo en Madrid. Nunca me han gustado los paracaidistas en política". Ayer Bono afirmó tener "datos" para asegurar que del PSOE saldrá "el próximo alcalde de Madrid".

DUDAS El partido socialista en Madrid, que ayer celebraba una reunión de su ejecutiva, dudó durante la tarde si hacer pública la propuesta oficial de Bono, pero a última hora confirmó que la realizará en las próximas horas ante la "disponibilidad" expresada por el manchego.

El PP mostró de inmediato el malestar que le provocaría que Bono se confirmara como el candidato del PSOE. El portavoz del PP madrileño, Juan José Güemes, señaló que los ciudadanos de la capital "no se merecen un candidato socialista a la alcaldía de Madrid tan tramposo, trilero y mentiroso como Bono".