EL DELEGADO del Gobierno en Euskadi animó ayer a los agentes de la Benemérita destinados en el País Vasco a "recorrer un camino no exento de dificultades", que conduzca definitivamente a "un escenario de paz, de convivencia en paz y libertad" en toda España.