EN LA ASAMBLEA General de la ONU, España se abstuvo en la votación de una resolución que reafirma el derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental. El documento, que pone como base el hallazgo de una solución aceptable para Marruecos y el Frente Polisario, recibió 77 votos a favor y 72 abstenciones, entre ellas las de España y Francia.