El primer ministro italiano, Romano Prodi, mostró ayer en público en la Moncloa la "gran satisfacción" que siente por los "progresos" que observa en las "negociaciones para la paz" del Gobierno español y ETA tras el alto el fuego permanente de la banda terrorista. Prodi deseó que esos avances "se consoliden y sean definitivos".