Madrid. -- El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha admitido en el Congreso el "deterioro" de la seguridad y el "recrudecimiento" de la violencia en Afganistán, y ha afirmado que el atentado contra un convoy español el pasado 8 de julio, en el que murió un soldado, fue obra de talibanes.El titular de Defensa comparece esta mañana ante la Comisión de Defensa del Congreso, a petición propia y de los grupos parlamentarios de IU-ICV, PP y CiU, para informar sobre la situación actual en Afganistán y sobre las tropas españolas tras los últimos ataques sufridos este verano.El portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares, ha pedido al Gobierno un calendario de repliegue de las tropas, mientras que el portavoz del PP, Fernando López Amor, ha denunciado la opacidad informativa y ha afirmado que hay que pensar en aumentar las dotaciones o "marcharnos de allí".