El Gobierno no comparte la percepción de CiU de que la retirada de la enmienda convergente a los presupuestos generales preludie una relación especial en el futuro entre el Ejecutivo central y la federación nacionalista catalana. "No me condiciona", dijo ayer José Luis Rodríguez Zapatero en una conversación informal en el Senado, cuando se le preguntó por el apoyo tácito de los convergentes. El jefe del Ejecutivo descartó que ese acercamiento a CiU suponga el estreno de la sociovergencia que algunos creyeron ver el martes en el Congreso.

El discurso oficial del Gobierno es que mantiene los mismos socios preferentes con los que resultó investido, aunque la coyuntura catalana haya propiciado ahora una enmienda a la totalidad de ERC a los presupuestos.

Zapatero no se refirió a la decisión de CiU de retirar su enmienda a las cuentas del 2007 como el producto de un acuerdo con el Gobierno, sino como la decisión de una fuerza política. Y consideró que esa variación táctica de la federación no tendrá efectos en la campaña electoral catalana.

La interpretación de la retirada de la enmienda de CiU por parte de Artur Mas fue radicalmente distinta a la de Zapatero. El cabeza de lista de CiU aseguró que con el acuerdo alcanzado por su grupo parlamentario y el vicepresidente económico, Pedro Solbes, "se ha puesto a cero el contador" de la inversión estatal en infraestructuras en Cataluña.

Para Mas, es una victoria de CiU que la negociación que hizo el tripartito con el Gobierno de Zapatero "queda anulada a la espera de la constitución del nuevo gobierno de Cataluña".

SIN PETICIONES Por otro lado, las tres agrupaciones del PP catalán que pidieron que Eduardo Zaplana acudiera a sus mítines durante la campaña optaron ayer por quitar hierro al asunto, después de que este diario publicara que Josep Piqué había vetado su participación en la campaña. La dirección del PP de Cataluña aseguró que no había recibido ninguna petición formal en ese sentido.

Zaplana evitó pronunciarse sobre el veto. Solo dijo que no cree "bajo ningún concepto" que Piqué haya prohibido su participación. "Yo ya soy muy mayor y estoy a disposición de mi partido cuando mi partido quiera", subrayó Zaplana. Sin embargo, sigue siendo una incógnita si participará o no en la campaña.