El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha rebajado a 50.000 euros la fianza de 650.000 que permitió al dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, eludir la prisión preventiva como imputado en el sumario en el que se investiga la presunta financiación de ETA a través de la red de herriko tabernas controladas por la organización ilegalizada.La fiscalía ha informado hoy mismo a favor de rebajar esta fianza a 200.000 euros, tras la petición realizada por la defensa del dirigente batasuna. El informe del ministerio público, suscrito por el nuevo fiscal Bautista --a quien ha sido asignado recientemente a este caso por orden del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza--, indica que actualmente se han visto "atenuadas" las circunstancias que provocaron la imposición de la fianza, que se acordó que fuera de 400.000 euros en mayo del 2005 y se aumentó en 250.000 euros en marzo de este año, por orden del juez Fernando Grande-Marlaska.