Premio para los extranjeros que den un paso al frente para integrarse en Cataluña. Esta fue la filosofía expuesta por Artur Mas cuando abordó ayer uno de los puntos electorales que, con la familia, más importantes resultan para CiU: la inmigración. El candidato de la federación nacionalista partió de un criterio que considera fundamental: el inmigrante debe adaptarse a la sociedad que le acoge, y no al revés.

Mas anunció que si gobierna implantará un peculiar sistema de méritos, por el cual los inmigrantes irán acumulando créditos --como los universitarios-- a medida que vayan dando muestras de integración. Llegar a un número determinado de créditos conllevará ser premiado con "estímulos" relacionados con los servicios no básicos. Los que sí lo son, como la sanidad o la educación, no entran en discusión.

Mas no dio muchos detalles de cuáles serían los estímulos ni de qué se consideraría estar integrado. Solo afirmó que una forma de beneficiar a los inmigrantes sería dar "mayor estabilidad" a sus condiciones de residencia. Tampoco aclaró quién será el que evalúe si un inmigrante está o no integrado. Mas sí apuntó, como ejemplo, que hablar catalán sería considerado como un mérito. Además, CiU informó de que la participación en la vida asociativa catalana también ayudaría a ser premiado. Pero la concreción del proyecto queda sujeta a la ley que definiría el contrato con Cataluña que CiU ofrece a los inmigrantes, y que es voluntario: quien no desee integrarse no optará a créditos ni estímulos.

Por otro lado, el PSC respondió ayer, cuatro días después, a las acusaciones contra el Gobierno tripartito vertidas en el polémico DVD elaborado por CiU y distribuido el pasado domingo por la prensa catalana.

Ernest Maragall, hermano del president y responsable del programa electoral socialista, la consellera de Interior, Montserrat Tura, y el propio candidato, José Montilla, se encargaron de rebatir las "mentiras, insidias y falsedades" lanzadas por Artur Mas y la federación nacionalista a través de su panfleto audiovisual.

Tura echó mano de cifras y, por ejemplo, respecto a lo que se dice en el vídeo de que con el tripartido 3.500 personas han perdido su trabajo, el PSC responde que en este periodo se han creado 350.000 nuevos puestos de trabajo, ha habido 90.000 parados menos y la tasa de paro es la más baja de los últimos 30 años.