El PSOE ofrecerá mañana al PP un pacto para acabar con la corrupción urbanística que ha salpicado a ambos partidos en varias comunidades autónomas en las últimas semanas. Así lo avanzó ayer el secretario de organización del PSOE, José Blanco, sin dar más detalles. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) también desea un acuerdo de los partidos para evitar que las sospechas sean generalizadas.

Blanco avanzó que la intención de su partido es "ir a por todas caiga quien caiga" y "mantener una actitud de tolerancia cero con los que están salpicados por los escándalos", advirtió el dirigente socialista durante una visita a El Entrego (Asturias). El PSOE considera que la situación es una consecuencia del "urbanismo salvaje alimentado en los años de Gobierno del PP a partir de la modificación de la ley del suelo". Blanco dijo que el Ejecutivo se ha comprometido a dotar de medios a la Fiscalía Anticorrupción para crear una fiscalía especial contra delitos medioambientales y urbanísticos.

Este asunto centró también el debate de la comisión ejecutiva de la FEMP, el viernes. Su presidente, el alcalde de Palencia Heliodoro Gallego, dijo que la FEMP condenará cualquier conducta corrupta y no amparará "a los que metan la mano" en ayuntamientos u organismos.