Socialistas y populares apuraban ayer el plazo para tratar de llegar a un acuerdo en la resolución sobre el proceso de paz en Euskadi cara al debate que tendrá lugar el miércoles en el pleno de la Eurocámara. Los contactos entre la eurodiputada socialista Elena Valenciano y el popular Alejo Vidal Quadras se produjeron durante todo el fin de semana mediante conversaciones telefónicas. A última hora de ayer, suspendieron la reunión prevista para consensuar el texto ante el debate de Estrasburgo y la aplazaron a hoy.

Aunque desde el PP y el PSOE se insistió en la predisposición al acuerdo, Mariano Rajoy avisó de que fue José Luis Rodríguez Zapatero quien "rompió el único pacto de verdad" para negociar con ETA, en referencia al pacto antiterrorista suscrito por los dos grandes partidos.

"UN ERROR" El líder del PP insistió en que el debate del miércoles "ya es un error" y que, "gane quien gane la votación", supondrá una victoria de ETA por la internacionalización del conflicto. Más pesimista incluso se mostró el eurodiputado Jaime Mayor Oreja, que calificó de "imposible" el pacto por lo dispar de las propuestas que deben casar.

Valenciano sí dijo sentirse optimista por su convencimiento de que el Partido Popular (PP) respaldará la resolución y afirmó que los socialistas europeos continuarán "buscándolo hasta el último momento". Los populares aseguran: "Por talante, que no quede". El plazo expira a las 15.00 horas de mañana.

El PP ha intentado evitar a toda costa que se discuta este asunto en el pleno y el grupo europeo intentó, sin conseguirlo, que se retirara del orden del día. El respaldo al proceso de paz contiene tres puntos fundamentales: la condena de la violencia, la solidaridad con las víctimas y el apoyo a la negociación con la banda "en los términos fijados por el Congreso" en el mes de mayo de 2005, que el PP rechazó.