Una docena de exdirigentes del PNV, capitaneados por Xabier Arzalluz, se autoinculparon ayer en la causa abierta contra Juan José Ibarretxe como presunto autor de un delito de desobediencia por reunirse con Arnaldo Otegi y otros representantes de la ilegalizada Batasuna. También llamaron a los vascos a acudir el próximo jueves al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco para autoinculparse.

Arzalluz y el exconsejero de Interior Luis María Retolaza, entre otros, denunciaron el "juicio político" al que se quiere someter al lendakari. En una comparecencia ante el Palacio de Justicia de Bilbao, alertaron de que la decisión de investigar a Ibarretxe supone un "claro intento de frenar o sabotear las dinámicas de solución" al problema vasco.